Press "Enter" to skip to content

Escuela St. Margaret Mary cerrará después de más de 60 años de servicio a la comunidad

El Departamento de Escuelas Católicas de la Arquidiócesis y el Padre Jimmy Drennan, párroco de la Iglesia St. Margaret Mary, anunciaron el 17 de julio que la escuela St. Margaret Mary cerraría sus puertas permanentemente y no volvería a abrir para el año escolar 2017-2018. Se llevará a cabo una reunión con los padres y el personal en la escuela el miércoles, 19 de julio, a las 7 p.m., para discutir los planes a futuro para los estudiantes y el personal de la escuela.

Actualmente sólo 53 estudiantes fueron inscritos para el semestre de otoño. Las proyecciones financieras para la escuela, incluso con una matrícula optimista total de 117 estudiantes, indicaron que St. Margaret Mary todavía operaría con un déficit financiero muy importante para el próximo año.

Al principio de la primavera se anunció que St. Margaret Mary dejaría de operar su escuela secundaria (grados seis, siete y ocho) debido a la baja matrícula en esos tres grados específicamente, y los estudiantes fueron alentados a continuar sus estudios en la nueva St. Gerard Regional Catholic Middle School, ubicada cerca del plantel de St. Gerard Catholic High School. Desafortunadamente las cifras de inscripción para el verano indicaron un bajo número de alumnos en los grados preescolares, sin estudiantes que fueran inscritos para el programa de pre-K 3. La escuela St. Margaret Mary, ubicada en 1202 Fair Avenue, fue dedicada el 21 de octubre de 1956 por el Arzobispo Robert E. Lucey. Bajo la dirección de las Hermanas Felicianas, la escuela abrió con una matrícula de 746 alumnos y alcanzó un máximo de 1,038 estudiantes en 1960.

La presión sobre la escuela y la iglesia fue aliviada al año siguiente cuando el área sureste de la parroquia fue usada para formar la parroquia Holy Name en junio de 1961.

La matrícula de la escuela se mantuvo estable durante muchos años. Sin embargo, poco a poco St. Margaret Mary lidió con la paulatina disminución de la matrícula. Combinado con ese desafío, las incertidumbres económicas y el cambio demográfico del área, se hizo imposible para el párroco, el director, el personal y la comunidad parroquial superar estas dificultades, a pesar de sus importantes esfuerzos para redirigir recursos para apoyar a la escuela.

Marti West, superintendente de Escuelas Católicas y su personal proporcionarán recursos para ayudar a las familias de St. Margaret Mary a familiarizarse con otras escuelas católicas. Se llevará a cabo una feria de escuelas para proporcionar más información sobre las opciones de escuelas católicas para los estudiantes y los padres en el Centro Pastoral arquidiocesano, ubicado en 2718 West Woodlawn, el miércoles, 26 de julio, a partir de las 4:30 p.m. y hasta las 6:30 p.m.

Además se reembolsarán las cuotas de inscripción pagadas por los inscritos, se distribuirán cupones de uniformes y se ofrecerá una beca de asistencia para cada estudiante matriculado en St. Margaret Mary para ayudar con su transición a una nueva escuela católica. Por otro lado, el Departamento de Escuelas Católicas trabajará con maestros y personal de St. Margaret Mary para brindar información personal sobre oportunidades de empleo en otras instituciones del sistema de escuelas católicas.

El Arzobispo Gustavo García-Siller, MSpS, dijo que espera y está orando para que todos los estudiantes puedan trasladarse a una de las demás escuelas católicas de la zona, y que tantos maestros y administradores como sea posible puedan seguir trabajando en la educación católica. El Arzobispo agregó: “Quiero agradecer especialmente al Padre Jimmy Drennan por todos sus esfuerzos en nombre de los estudiantes de la escuela St. Margaret Mary. Se que la decisión de cerrar la escuela no fue fácil, pero avanzamos en la fe”.

El Arzobispo Gustavo también elogió el legado de la escuela St. Margaret Mary, diciendo que miles de estudiantes se beneficiaron académica y espiritualmente debido a los esfuerzos fundamentales de los muchos párrocos, sacerdotes, religiosas, administradores, maestros y padres que contribuyeron al funcionamiento de la escuela durante décadas.

La Superintendente West declaró: “Tomar la decisión de cerrar la escuela ha sido difícil y doloroso. St. Margaret Mary ha sido una parte importante de esta comunidad desde 1956, educando y formando a muchos de los líderes comunitarios actuales. La lealtad de las familias y del personal que han apoyado incansablemente a la escuela es increíble y admirable”.

Prosiguió diciendo que “es de suma importancia que seamos administradores responsables de nuestros recursos arquidiocesanos y es nuestra responsabilidad asegurar que estamos proporcionando el mejor ambiente para la formación espiritual, académica e integral del niño. Estamos comprometidos a ayudar a estas familias leales y dedicadas a encontrar un nuevo hogar escolar que proporcionará los niveles de excelencia que merecen. Nos hemos comprometido a proporcionar asesoramiento y recursos adicionales a nuestra comunidad de St. Margaret Mary durante este tiempo de transición”.

Hay 39 escuelas católicas en la Arquidiócesis de San Antonio sirviendo a una matrícula total más de 12,000 estudiantes.

Be First to Comment

Leave a Reply