July 18, 2018
  • 10:27 am Archbishop Column: The Word is God is bigger than us, beyond us
  • 10:24 am Church continues mission and ministry after three centuries in San Antonio
  • 10:13 am Six men ordained priests, receiving the sacramental gift of the Holy Spirit
  • 11:15 am Keep immigrant families together, bishops plead at border
  • 9:23 am Homilía de Arzobispo Gustavo a 1 de Julio Misa Conmemorativa de César Chávez

No existen palabras para transmitir la tristeza, la desesperación y sí, incluso la indignación que sentimos hoy al enterarnos de las muertes, completamente sin sentido, de nueve personas que fallecieron durante la noche debido al calor, agotamiento y asfixia, siendo objeto de tráfico de personas o víctimas de trata, en San Antonio. Es una tragedia incomprensible.
También oramos fervientemente por la recuperación de la salud de unos 30 adultos y niños que están hospitalizados, con reportes noticiosos que indican que la mayoría de ellos están luchando por sus vidas con lesiones graves.
Caridades Católicas de la Arquidiócesis de San Antonio ya se ha comunicado con nuestro alcalde y ha prometido ofrecer cualquier ayuda que se necesite. Haremos todo lo posible por estos hermanos y sus familias.
Cuando 19 personas murieron en circunstancias similares en un remolque cerrado en la vecina ciudad de Victoria en 2003, la nación quedó atónita y la gente de buena voluntad prometió trabajar diligentemente para asegurar que algo como esto nunca volviera a suceder.

Ahora tenemos un llamado a la acción. Todos: las iglesias, las fuerzas del orden público, los funcionarios electos estatales y nacionales, las organizaciones cívicas y los grupos de beneficencia, tienen que dar prioridad a la cuestión de la migración y trabajar verdaderamente juntos en nuevas formas que nos han eludido en el pasado, para generar soluciones de sentido común. ¡No más demoras! ¡No más víctimas!

Veronica Markland

Graphic Design/Social Media Moderator/Photographer

RELATED ARTICLES
LEAVE A COMMENT